GIUSEPPINA MARCIALIS 1933

Giuseppina MarcialisArquitecta – urbanista, docente y política italiana, caracterizada por su lucha constante por la mejora de la sociedad desde el planeamiento urbano y territorial.

Quien haya conocido a esta reputada profesora y activista destacaría su talante firme y su visión socialmente comprometida del planeamiento y la arquitectura. [1]

Giuseppina Marcialis, nació en Sassari, Cerdeña, en 1933. Se graduó en Arquitectura en Milán, en 1957. Ya desde sus inicios profesionales se pudo apreciar su pasión por la lucha colectiva en pro de la mejora social a través del planeamiento, la arquitectura y la política, que para ella fueron inseparables. Tras haber asistido al Congreso Internacional de Arquitectos que tuvo lugar en La Habana en 1963 (con el tema ‘La Planificación de los países en vías de desarrollo’), se interesó por la atmósfera de renovación social que se vivía en ese país, por lo que en 1965 aceptó la invitación para trabajar  en Cuba formando parte del equipo internacional que elaboró el Plan Territorial de la Provincia de La Habana, invitada por la Arquitecta Directora del Instituto de Planificación, Renée Saladrigos. Al regresar a Roma concedió una entrevista al periódico l’Unitá, donde expresó su implicación en la que consideraba la ambición de los jóvenes arquitectos cubanos del momento, la articulación de un cambio en las estructuras políticas y sociales del país que permitiese afrontar una auténtica planificación territorial.

Esta ambición marcó su trayectoria vital y profesional, que la llevó a integrarse paralelamente en la docencia e investigación y en la política activa. Su activismo político lo desarrolló dentro del Partido Comunista Italiano (PCI), en cuya representación participó desde principios de los setenta en el Consejo Regional de Roma-Lacio, centrándose en aspectos relacionados con la planificación territorial, el transporte y la vivienda, y donde fue la Presidenta de la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio en 1975. En ese periodo turbulento de la política italiana, los denominados ‘años de plomo’, tuvo un papel muy activo desde el PCI, de lo que dan cuenta múltiples alusiones en el periódico l’Unitá. Participación que mantuvo tras la redefinición del Partido Comunista, siendo en 2004 candidata del mismo a las Elecciones Europeas.

Su actividad docente se inició como asistente voluntaria en las Cátedras de Historia de la Arquitectura de Roma (Prof. L. Benevolo) y Urbanística (Prof. L. Piccinato) y posteriormente como Profesora encargada externa de la Facultad de Arquitectura de Florencia, 1971-1976. Pero fundamentalmente, es en el Instituto Universitario de Arquitectura de Venecia (IUAV), donde desarrolló su labor docente e investigadora, donde se integró en 1975, llegando a ostentar el cargo de Vice-Rectora durante quince años. Fue relevante su rol en la Comité Evaluador de Tesis e Investigación, desde donde dirigió numerosos proyectos en el marco de investigación sobre proyecto y gobierno del territorio con especial atención a temas medioambientales.

Estuvo casada con Alberto Samoná (hijo de Giuseppe Samoná), con el que tuvo un hijo. Aunque la mayor parte de su vida la compartió con el arquitecto y profesor Gianugo Polesello (fallecido en 2007), con el que colaboró asimismo en proyectos y trabajos de investigación sobre urbanismo y planeamiento.

De entre sus proyectos de arquitectura podrían citarse, de sus inicios: El Edificio Sges (hoy Enel) en Palermo, 1961-1963, en colaboración con Giuseppe Samoná y Alberto Samoná; la propuesta para el Concurso de la Biblioteca Nacional Central de Roma, en colaboración con G. Samoná, A. Samoná, G. Pizzetti y V. Quilici, con el 2º premio; así como la Ampliación y Restauración del Museo G.A. Sanna, en Sassari, 1961. Y de entre sus propuestas urbanísticas, el Plan Territorial de la Provincia de La Habana, Cuba, 1965, los Planes de desarrollo Turístico de Cerdeña, 1968-1970, el Proyecto Piloto de Conservación y Revitalización del Centro Histórico del Dorsal Apenino de Umbra, así como diversas propuestas como participante del equipo dirigido por Gianugo Polesello, como el Proyecto para el Cannaregio Ovest, 1978-1980.

Ha publicado numerosos escritos disciplinares, como ‘Il contributo di Giuseppe Samoná’, en la revista ‘Urbanística’ Nº 78, 1985; ‘Ricerche d’architettura. Italia architettura impossibile’, con Gianni Fabri, 1995; ‘Proyectación Urbana y Arquitectura del Plano’ en Materiales de Trabajo Nº 6, DACT, ULPGC, 1989; ‘La Ciudad-Puerto: Problemas de Historia, Tipología y Morfología’, DACT, ULPGC, 1990, con análisis de propuestas para los Puertos de Venecia y Nápoles.

En el año 2007, ingresó en la Accademia Nazionale di San Luca.

En 2013 donó su fondo bibliográfico y documental al Departamento de Arquitectura, Diseño y Urbanística de Alghero, Università degli Studi di Sassari.

Afectada de una enfermedad degenerativa, desde hace unos años está ingresada en un Hospital Geriátrico. (La Profesora Gundula Rakowitz del IUAV ha aportado el CV y listado de trabajos adjuntos que constan en los archivos de dicha institución).

Notas
[1] Tuve la oportunidad de conocerla en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, donde vino como profesora invitada en varias ocasiones, entre 1989 y 2004.
Más información:
Accademici Nazionali di San Luca. Giuseppina Marcialis
Il fondo Marcialis per il Dipartimento di Architettura Design e Urbanistica di Alghero
Uffici ENEL, 1961-1963 Giuseppe e Alberto Samonà, Giuseppina Marcialis, via Marchese di Villabianca 121 en Skycrapercity
Bibliografía de Giuseppina Marcialis
Giuseppina Marcialis. Curriculum Vitae.
Guiseppina Marciales. Listado de obras.
Anuncios

Un comentario en “GIUSEPPINA MARCIALIS 1933

  1. Queridos amigos, les envío esta breve nota sobre Giusa Marcialis en la que evidencio aspectos de su ‘ser mujer’ en el mundo de la cultura, la política y la arquitectura italiana.

    Para quienes conocimos a Giusa es difícil, si no imposible, olvidar la valía ‘personal’ de Giusa: su feminidad, su belleza, su inteligencia e ironía, estas cualidades no sólo la hicieron atrayente y simpática, sino que la convirtieron en ‘personaje’ durante un largo período de la vida cultural y política italiana. Un mundo casi ‘sin mujeres’, en el que Giusa que era de la conservadora Cerdeña, fue realmente ‘reina’, amiga y compañera de quienes en la Facultad de Arquitectura de los años 60 eran ‘los jóvenes de las columnas’ – de Aldo Rossi a Guido Canella, de Vittorio Gregotti a Giorgio Grassi…-. Pero también lo fue de los jóvenes, arquitectos y docentes, de las facultades de Arquitectura de Roma y Venezia.

    Fueron aquellos años, los comprendidos entre los ’60 y los ’90, en los que la relación entre la dimensión cultural y la dimensión política era muy estrecha y el ‘atractivo’ de Giusa se extendía también hacia el mundo de los intelectuales de partido ( el PCI –Partido Comunista Italiano): conocido por todos fue su larga relación con Bruno Trentin, entonces Secretario General del Sindicato de Metalmecánicos y sus años de ‘aventura cubana’.

    Creo que estos aspectos de la personalidad de Giusa son inseparables de su trabajo concreto -político y cultural-, de hecho, esos rasgos de carácter constituyen sus componentes más resaltantes y positivos, son esos los que dan un colorido original y especial a su complejo ‘curriculum’ de mujer-arquitecto.

    Gianni Fabbri

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s