WENA WALDNER DOWS 1928

wena-dows

Arquitecta norteamericana, se especializa en la remodelación de viviendas en California, donde trabaja entre 1952 y 2014.

 

 

 

Wena Dows nació en 1928, en Taft, California, una pequeña ciudad en el sur del Valle de San Joaquín. Allí vivió junto a su familia en una de las ocho casas proporcionadas por una compañía petrolera en la que trabajaba su padre. Dows estudió en la Universidad de California en Berkeley, donde obtuvo su licenciatura en Arquitectura en 1950. Durante cuatro años trabajó como pasante para Ernest F. Winkler, en San Francisco, y para Clyde Bentley, un ingeniero consultor en Oakland, California. En 1954 comienza a trabajar de forma independiente en su ciudad, Culver City, especializándose en arquitectura residencial.

En una entrevista que realiza en 2016 la Asociación para la Mujer en Arquitectura y Diseño, Wena Dows habla sobre su determinación de ser arquitecta en un momento en que muy pocas mujeres se dedicaban a esta profesión, sobre sus influencias, sus logros, las proyecciones de la disciplina y el rol de la mujer en la arquitectura.

Desde niña Dows estuvo influenciada hacia la arquitectura. Su hermana, Sally Waldner Bould Stan, 10 años mayor, quiso ser arquitecta desde pequeña, se graduó en 1939 y tuvo una larga y satisfactoria carrera. Dows, por su parte, estaba decidida a hacer su propia experiencia. Cuando terminó el secundario se matriculó en la Universidad de California con especialización en cálculo matemático. Sin embargo, después de un año o menos se inscribió en un curso de arquitectura y descubrió lo estimulante de la disciplina. Tres de los hermanos Dows se graduaron en arquitectura, hecho que a ella siempre le ha parecido curioso.

Cuando se graduó en 1950, Wena Dows contrajo matrimonio y en los siguientes cuatro años se convirtió en el sustento de la familia, mientras su marido obtenía un título de doctorado. Vivían en Berkeley y Dows tuvo muchas dificultades para obtener su primer empleo en San Francisco, donde muchos se negaban a contratar mujeres. Se ofreció a emplearse dos semanas libres para ser contratada en una firma mediana, donde renunció después de un tiempo de trabajar como mecanógrafa. Luego no fue tan difícil encontrar otro puesto ya que contaba con cierta experiencia. Después de 4 años, el marido consiguió su título y un puesto de profesor en la Universidad de Cornell. Se mudaron a Ithaca, Nueva York, durante dos años, cuando ya había nacido su primer hijo.

A su regreso a California, Dows abrió su propia oficina y se dedicó principalmente a la arquitectura residencial durante los siguientes 60 años. Ella comenta que la arquitectura fue una carrera plena: su oficina estaba en su casa, podía fijar sus propios horarios y citas, podía estar en casa cuando sus hijos llegaban de la escuela. Nunca necesitó de anuncios o publicidad; sus clientes, amigos y vecinos recomendaron su trabajo y tuvo un calendario completo. En un momento dado, hubo clientes esperando hasta seis meses para que ella atendiera sus proyectos.

Dows rescata a sus clientes como su mayor influencia: escuchar con atención los sueños, ideas y necesidades de las personas y hacer todo lo posible para satisfacer sus deseos con las mejores soluciones posibles, dentro de sus presupuestos, ha sido el mayor estímulo en el trabajo de Dows. Ella cuenta con orgullo una serie de clientes felices y satisfechos. Todavía hoy recibe cumplidos sobre proyectos desarrollados hace 20 o 30 años. El hecho de transformar la vida de un cliente, más fácil y más feliz, es para ella una recompensa satisfactoria. A nivel profesional  admira las innovaciones de Frank Lloyd Wright y los diseños de Harwell Hamilton Harris. Aunque Dows admite que no es lo que imaginaba especializándose en diseño residencial, la mayor parte de su práctica han sido ampliaciones remodelaciones. Señala que no concibe la posibilidad de derribar una casa perfectamente adecuada para construir una diferente. Entre sus numerosos proyectos, sólo entre 20 y 25 son viviendas nuevas.

Dows, en el inicio de su carrera profesional, también tomó cursos de nutrición en el Instituto Americano de las Relaciones Familiares UCLA, Los Ángeles City College. De manera simultánea a su desempeño en arquitectura trabajó como nutricionista. En 1968 Dows fue analista de dieta por la Unión de vendedores al por menor y comenzó a dar clases de cocina saludable en 1969. Trabajó durante muchos años como docente en la Escuela de Adultos de Venice, distrito escolar de Los Ángeles; más tarde emprendió “Gourmet Saludable”, una serie de cursos que brindaba en su residencia.

Wena Dows está afiliada profesionalmente a la Asociación de Mujeres en la Arquitectura (AWA) donde presidió el Comité de Becas e integró la Junta directiva. Integra además la Sociedad para la Educación de Nutrición (SNE). Posee credenciales de maestro por el estado de California para la Arquitectura y para la Nutrición.

Desde su retiro en 2014, a los 86 años de edad, Wena Dows se define como un simple observador de los cambios venideros. Considera que las nuevas tecnologías, los nuevos materiales y las nuevas formas de concebir edificios sustentables, son las tendencias que más afectan el desarrollo de la disciplina. Señala que la informática ha revolucionado sin duda la arquitectura: desde el dibujo exhaustivo de planos, hasta la capacidad digital cortar el edificio en múltiples dimensiones, la informática acrecienta la eficiencia de los proyectos. Respecto al rol de las mujeres en la arquitectura, Dows reconoce hoy una mayor igualdad de género en la profesión respecto al momento en que inició su carrera. Menciona que muchas clientas mujeres valoraron especialmente el hecho de que sea una mujer quien diseñe sus espacios. Su condición le brindó un mayor entendimiento del funcionamiento y sentido de la vivienda. A partir de dicho entendimiento se esforzó por alcanzar una alta precisión en sus proyectos, que fueron apreciados y respetados por los contratistas con los que trabajó. Su extensa carrera le valió a su vez un amplio reconocimiento profesional, y ella señala que la disfrutó especialmente en su condición de mujer.

El International Archive of Women in Architecture en Virginia Tech alberga material de su archivo.

Más información:
Member Spotlight: Wena Dows, Asociación para la Mujer en Arquitectura y Diseño, 2016

IAWA PREMIO 2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s