ELLEN BIDDLE SHIPMAN 1869-1950

biddle-00Arquitecta paisajista estadounidense de la primera generación de mujeres en ingresar a un rubro hasta entonces masculino.

Ellen Biddle Shipman nació en Filadelfia, pasó su niñez en varios lugares del oeste de los Estados Unidos junto a sus padres, así como también en varios puestos militares debido a que su padre era un sargento muy reconocido que sirvió en el Ejército del país durante la Guerra Civil. Su madre era una mujer muy frágil de salud, debido a esto y a los problemas de seguridad que surgían en los campamentos de frontera, ellas pasaban mucho tiempo sin la presencia de su padre. Gran parte de ese tiempo Biddle Shipman lo pasó en la casa de su abuelo, en la granja McGowan, en las afueras de Elizabeth, Nueva Jersey. Fue durante sus visitas a la granja de la familia que se concienció sobre el poder gigantesco de la naturaleza y todo lo que esta tenía para ofrecer.

Shipman fue enviada a un internado en Baltimore, Maryland y fue en estos años cuando comenzó a realizar gran cantidad de “garabatos” sobre diseño de jardines. Luego estudió en lo que se conocía como Anexo de Harvard, una escuela de niñas de artes liberales en Cambridge, Massachusetts y fue allí que conoció y se casó con Louis Shipman.

Su involucramiento con la jardinería y el paisaje fue creciendo con los años y ya en 1910, cuando Ellen Shipman estaba en su tempranos cuarenta y con tres hijos se convirtió en diseñadora de jardines por la sugerencia de su vecino, el arquitecto Charles Platt. Por ese entonces, el matrimonio con Louis Shipman se había deteriorado, su marido se fue y ella quedó a cargo del hogar.

Ellen Shipman estudió redacción y construcción bajo la tutela del arquitecto Platt. Al cabo de dos años ella ya estaba colaborando con él en varios proyectos y cobrando sus propias comisiones. El aprendizaje de Shipman con Platt reforzó el desarrollo de las capacidades que ya presentaba en el diseño de sus jardines.

Fueron años muy venideros y de mucho trabajo para Shipman, a principios de 1920, ya había logrado abrir una oficina en la ciudad de Nueva York, donde contrató a graduados de la Escuela de Arquitectura del Paisaje Lowthorpe.  Cabe recordar para contextualizar, que Shipman y otras precursoras del diseño del paisaje comenzaron su vida profesional en un momento en que las mujeres eran estereotipadas como las guardianas del hogar, y la jardinería era considerada parte del culto a lo doméstico. En este sentido, el diseño del paisaje era considerado una profesión de élite y muy difícilmente incluía a las mujeres, cuyos logros fueron muchas veces marginados y pasaron inadvertidos.

El diseño de sus jardines demuestra una gran sensibilidad artística. El uso cuidado de composiciones articuladas de flores y follaje de diferente color junto a su gran conocimiento de base empírica sobre las plantas, la distingue de otros arquitectos del paisaje de la época. Otro aspecto que desarrolló en sus jardines fue la ambientación, para crear el entorno adecuado rodeaba el jardín de cortinas de árboles, arbustos, enredaderas, rosas, lilas, glicinas; una estructura de frontera que proyectaba sombras enriqueciendo la composición. Finalmente sus diseños se veían reforzados por otras estructuras que cuidadosamente hacían eco del estilo arquitectónico de la casa, como pérgolas, bancos, palomares, etc.

Aclamada como la “decana de las arquitectas paisajistas de América”, Shipman diseñó casi seiscientos jardines a lo largo del país durante el transcurso de sus treinta y cinco años de carrera (1912-1947).
A pesar de que abrió la puerta para las mujeres en la profesión de la arquitectura del paisaje, son relativamente pocos los diseños y trabajos que se pueden apreciar hoy en día de esta paisajista. Una de las razones, es que su práctica la dedicó casi exclusivamente a los jardines privados, y estos ya habían comenzado a desaparecer antes de su muerte en 1950. Otra de las razones es que lamentablemente sólo un puñado de sus diseños se ha convertido al uso público.

El trabajo diario que hice en mi jardín durante quince años me enseñó a conocer las plantas, sus hábitos y sus necesidades.

Referencias
Louise A. Mozingo and Linda Jewell. Women in landscape architecture: Essays on History and Practice.
Más información
Ellen McGowan “Nellie” Biddle Shipman, en findegrave.com
Judith B. Tankard; Ellen Biddle Shipman’s New England Gardens
Edward Rothstein; Grandes Dames of the Gardens ‘Groundbreakers’ Pays Tribute to Female Landscape Designers en nytimes.com; 15 de mayo, 2014.
Gardens, Cummer Museum
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s