DINA STANCHEVA 1925

Arquitecta búlgara, ha recibido premios por sus destacadas contribuciones a la arquitectura.

 

 

Dina Nikolva Stancheva (Дина Станчева) nació el 18 de noviembre de 1925 en Nova-Zagora, Bulgaria, y creció en Sofía. Estudió en la Academia de Arte de Sofía y comenzó sus estudios de arquitectura en Francia, en la Escuela Especial de Arquitectura y en la Escuela de Bellas Artes de París. Luego regresó a Bulgaria para completar su formación y graduarse en la Escuela Politécnica de Sofía en 1952.

Stancheva trabajó como proyectista durante veinte años, entre 1952 y 1972 en la firma Sofproekt de Sofia, luego se desempeñó como jefe de proyectos del estudio hasta su retiro en 1982. Durante este último periodo produce la mayoría de sus obras más reconocidas.

Los registros de la obra de Stancheva se ven afectados por una situación particular que es característica de los países de Europa del Este y que responde a razones tanto políticas como sociales. Si bien el interés por el rol de las mujeres en la arquitectura ha ido creciendo en Occidente, como lo manifiestan las adquisiciones de IAWA, reflejando su estatus en diferentes culturas; en Europa del Este los logros de mujeres arquitectos siguen siendo desatendidos. Hecho que tiene su origen en la organización del trabajo profesional en los países de Europa del Este durante el dominio de la Unión Soviética. Los servicios profesionales se ofrecían únicamente a través de una organización estatal de diseño y planificación que se formó en la Unión Soviética en 1933, en Bulgaria en 1948 y casi al mismo tiempo en otros países del Este de Europa. Dichas organizaciones, como la Organización Central Búlgara de Arquitectura y Planeamiento (TsAPO, más tarde Glavproert) y la Sofía Desing Organization (Sofproekt) se subdividieron en estudios de diseño dirigidos por arquitectos políticamente fiables, miembros de confianza del Partido Comunista. Y aunque los grupos estuvieran formados por entre 10 y 20 arquitectos, el jefe del estudio recibía el crédito absoluto por los proyectos. La mayoría de las mujeres eran solamente miembros de grupos y, por lo tanto, su trabajo permaneció anónimo incluso cuando fueran las reales diseñadoras. Casi la mitad de los arquitectos en estas organizaciones eran mujeres, debido a una política estatal de cubrir un cupo del 50 por ciento de ambos géneros en todas las instituciones de educación superior.

Por todo esto, es difícil obtener dibujos originales de los antiguos países comunistas debido a la prohibición de la práctica privada y a la organización de profesionales en grandes grupos controlados por el estado. Los dibujos y especificaciones para cada edificio pertenecían al estado y fueron destruidos, generalmente varios años después de la finalización de un proyecto. Así, documentos valiosos han desaparecido. Aunque muchos edificios sigan siendo un testimonio de la creatividad de un arquitecto, los proyectos no construidos pueden ser juzgados sólo si los dibujos y bocetos se han conservado.

Como muchos jóvenes arquitectos, Dina Stancheva participó en varios concursos después de graduarse en 1952. Algunas competencias eran para pequeños artefactos, como la de 1955, cuando proyecta bebederos para su producción masiva destinada a parques públicos y plazas urbanas. Ella ganó el primer premio por varios de sus diseños que se inspiraron en formas de flores silvestres. Con un equipo de jóvenes colegas, Stancheva participó en el Concurso Nacional de 1958 para el edificio más importante del centro de Sofía, La Casa de los Soviets. Ningún proyecto cumplió con las expectativas del jurado, que pretendía un monumento decorativo en el estilo oficial del Realismo Socialista. El equipo de Stancheva, sin embargo, fue reconocido con un premio monetario (primera adquisición). Después de varias competiciones cerradas entre los principales arquitectos invitados, el proyecto fue abandonado y su sitio todavía hoy está vacío.

En 1968 le otorgan a Dina Stancheva el premio Koliu Ficheto por su diseño para el centro de día Krasno Selo, guardería y jardín de infancia en Sofía. Anteriormente había trabajado en proyectos relacionados con la educación y la niñez: la Escuela Barwmov, 1956-1958, en el barrio Zaimov y el jardín de infantes en Parque Zapaden, 1962-1964, ambos en Sofía. En 1969 se construyó el jardín de infantes Ho Chi Minh, en su momento considerado revolucionario por su diseño enfocado en los niños, en el que se trabaja específicamente cada detalle y mobiliario. Antes de ese momento, la mayoría de las guarderías se equipaban con mobiliario donado, pero en atención a un pequeño salón del edificio de las Naciones Unidas en Ginebra, Stancheva desarrolló el diseño de mesas, sillas y camas para adaptarse al espacio y las necesidades de los niños. El edificio se toma como modelo y se replica; hoy el jardín de infantes es reconocido con una amplia reputación en la ciudad, llamado Звънче, que significa campanita.

Los concursos fueron muy alentados en estos años por los gobiernos locales, para obtener así los mejores esfuerzos por parte de sus profesionales arquitectos. Dina Stancheva se asoció con dos arquitectas, Elena Dimcheva y Liuba Koeva, para el concurso de 1965 del Centro Cultural en la ciudad de montaña de Bansko. El primer premio no fue otorgado y el equipo fue reconocido con el segundo premio. Un año más tarde, Stancheva participó en un concurso para un hotel en la pequeña ciudad noroccidental de Belogradchik. A pesar de que no ser ganadora, su talento fue reconocido y pocos años después (1969-1970) le fue asignado un proyecto muy desafiante: un gran hotel, con restaurante adyacente, centro cultural y varios edificios administrativos y comerciales, sobre la costa de un lago artificial cerca del pueblo de Pancharevo (localidad turística cercana a la ciudad de Sofía). Sólo el centro cultural, ampliado para incluir funciones comerciales y administrativas, fue construido a partir del diseño de Stancheva. Entre 1970 y 1977 se desarrolla el proyecto para el Centro Cultural en Pancharevo, por el que Stancheva obtuvo la distinción del Premio Bandera Roja del Trabajo en 1977.

En 1977 Dina Stancheva desarrolló el Plan Maestro para el complejo deportivo Gara Iskur en Druzhba, Sofía y comienza una guardería en el barrio Bukata. En 1979, trabajó en los proyectos del Instituto de estética industrial y del Instituto de fabricación de vidrio y cerámica para el Comité de Ciencia y Tecnología.

Dina Stancheva se retira de la firma Sofproekt en 1982, pero continúa trabajando para ellos por unos años como consultora externa hasta que establece su propia oficina de arquitectura. En 1985 recibe la insignia de oro de la Unión de Arquitectos de Bulgaria por sus contribuciones a la herencia arquitectónica de su país. En 1994 Stancheva deja la práctica profesional y cierra su oficina. En 1997 dona su biblioteca y registro personal al Archivo Internacional de Mujeres en la Arquitectura (IAWA) de la Universidad Virginia Tech.

Centro Cultural en Pancharevo

Más información:
Bliznakov, Milka, (fall 1997) Women architects in Eastern Europe: the contributions of the Bulgarians. IAWA Newsletter. Blacksburg, Virginia: Virginia Polytechnic Institute and State University (9): 2.
Hirt, Sonia A. (Fall 2007). “Bulgarian Women Architects” IAWA Newsletter. Blacksburg, Virginia: Virginia Polytechnic Institute and State University (19): 4.
Milka Bliznakov (Fall 1999) “Recent Acquisitions. Bulgarian Architects: Dina Stancheva, Nevena Kechedzhieva, Tsvetana Ninova.” IAWA Newsletter. Virginia Polytechnic Institute and State University No. 11

IAWA PREMIO 2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s