MARÍA SAMANIEGO 1972

Arquitecta ecuatoriana, co-fundadora del estudio Arquitectura X. Desarrolla diseño urbano y arquitectónico en Ecuador.

María Samaniego nació en Quito y creció en una familia muy apegada e interesada por las diferentes manifestaciones culturales, al arte precolombino y colonial, a la música, la literatura. Estas condiciones generaron un fuerte sentido de la curiosidad y de la observación que llevaron a cuestionar “acerca de la diversidad de condiciones y posibilidades que brindaban las ciudades y los edificios, y cómo éstas podían modificar o influir a las realidades.” Se interesa especialmente por los procesos históricos que configuraron el espacio urbano:

En los años de facultad, tuve la posibilidad de estudiar e investigar sobre la historia de la arquitectura de Quito, principalmente de la época moderna.  Mi tesis de grado: La Vivienda en La Arquitectura Moderna de Quito (autoría junto a Yadhira Alvarez y Catherine Mejía) me permitió entender cuál fue la importancia de la presencia del movimiento moderno en la ciudad a través de la vasta producción de viviendas, y cómo en los años 60 y 70 se dieron las variantes para adaptarla o apropiarla a las condiciones propias. Más tarde fui parte del equipo de investigación de Museo Archivo de Arquitectura del Ecuador que es parte del Colegio de Arquitectos del Ecuador-Pichincha, y del equipo de investigación de la Guía de Arquitectura de la Ciudad de Quito –período moderno- de la Junta de Andalucía.

La historia de Arquitectura X inicia en los patios de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Central del Ecuador cuando María Samaniego era aún estudiante. Arquitectos ecuatorianos muy comprometidos con la profesión y representantes de la arquitectura ecuatoriana de los 60, 70 y 80 formaron y alentaron a una generación de estudiantes apasionados por la arquitectura entre quienes compartían lecturas y discusiones dentro y fuera de clase.

En la época de estudiante pudimos formar un grupo importante de compañeras y compañeros que teníamos cierto bagaje cultural y arquitectónico (hijos o familiares de arquitectos, escritores, artistas, pensadores o activos culturales) lo que nos permitió un continuo intercambio de conocimientos y criterios. Creo que no hubo mayor diferencia en el trato de hombres y mujeres (tal vez porque ya conformábamos un grupo).

Lo que sí lamento es la falta de profesoras. Solo tuve dos en toda la carrera y eran vinculadas a las ciencias sociales.

En ese momento surge la relación de María Samaniego y Adrián Moreno, compañeros de facultad, quienes deciden asumir el encargo de diseñar una casa para un familiar, proyecto que más tarde se hace acreedor al Premio Nacional de Arquitectura compartido en la X Bienal Panamericana de Arquitectura de Quito en el año 1996, marcando el punto de partida de su estudio. Del momento de desarrollar las primeras obras recuerda:

Cuando recién empezábamos nuestra vida profesional, siempre era totalmente ignorada por los maestros (albañiles, carpinteros, pintores, etc.) en las reuniones de obra. Cuando coincidía que iba yo sola a las reuniones de obra (sin Adrián), me saludaban: “Buenos días señorita… ¿Hoy no va a venir el arquitecto?”  Ahora todavía siento que los maestros (principalmente los mayores) me ven con cierta desconfianza, pero ante la primera respuesta clara y con conocimiento, las reuniones de obra fluyen.

Culminados sus estudios en 1998 y con un breve paso de ejercicio profesional por México, María Samaniego consolida con su compañero y esposo el estudio arquitectura X en la ciudad de Quito. A partir de entonces el estudio ha asumido proyectos tanto a escala urbana y arquitectónica como proyectos de diseño interior, enfocándose en un riguroso análisis de la realidad que van a intervenir y de los universales de la arquitectura, organización tipológica, orden geométrico, etc., entendiendo a los edificios, paisajes, ciudades o territorios a través de los sistemas que los constituyen.

La propuesta arquitectónica del estudio consiste en aplicar principios universales que se vuelven específicos a medida que se ajustan a los parámetros de realidad del problema. Así la Casa X, por ejemplo, puede entenderse como una casa genérica, –esta se adapta a cualquier tipo de usuario, altera incluso el programa con el uso que se le dé a los espacios–concebida bajo/con un método de trabajo que se basa principalmente en la sistematización del diseño y construcción propio de la arquitectura moderna.

Pronto el trabajo de Arquitectura X se ve reconocido con la Mención de Honor Especial en la categoría de Diseño Arquitectónico Nacional en la XII Bienal Panamericana de Arquitectura de Quito en el año 2000 con la Casa MB6 y por la Casa Santos Kronfle en la edición de la BAQ 2002. De la misma manera la Casa Samaniego y Casa MB6 fueron nominadas al Premio Mies Van Der Rohe de Arquitectura Latinoamericana en los años 1998 y 2000 respectivamente. En el año 2006 fueron los ganadores del Concurso Nacional de Ideas para desarrollar el megaproyecto el Barranco de Cuenca, 2003. Fueron invitados al proceso de selección para el Concurso de Diseño del Centro Nobel en Estocolmo, 2012,  y cinco veces seleccionados por Ecuador para la Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo 2006, 2008, 2010, 2014, 2016, entre otros reconocimientos y menciones por sus proyectos.

El trabajo de la oficina ha sido publicado en periódicos, revistas y libros especializados en Ecuador, Colombia, Chile, Brasil, México, Paraguay, Argentina, Estados Unidos, España, Portugal, Italia, Irlanda, Inglaterra, Alemania, Francia, Rusia, República Checa, Serbia, Corea, China, entre otros y han participado en numerosas exposiciones y conferencias por todo el mundo.

La Casa X fue publicada en Phaidon Atlas of 21st Century Architecture, Phaidon Press –Londres, 2008–. Fueron también seleccionados dos veces por la revista The Architectural Review en el especial, Houses by Emerging Architects, 2007, 2008.

Samaniego además incursionó en la práctica docente en la Universidad de las Américas y Universidad San Francisco de Quito y como jurado del concurso universitario Medalla de Oro en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo, Universidad Central del Ecuador en Quito en los años 2011, 2012 y 2016. En 2010 participó como jurado del Premio al Ornato otorgado por el Municipio de Quito. En el mismo año fue Coordinadora General de la Bienal Panamericana de Arquitectura de Quito, BAQ 2010.

María Samaniego mira la arquitectura como una oportunidad para conseguir la relación del usuario y el lugar a través del aprovechamiento de los recursos. Su más reciente experiencia al conocer a fondo la arquitectura japonesa, ha consolidado su posición en la búsqueda de una arquitectura eficiente que optimice el uso del espacio, manteniendo el respeto por el otro, por la naturaleza y por la ciudad. JapanEyes es su más reciente proyecto, una invitación abierta para participar en un viaje de reconocimiento y apreciación de la arquitectura y cultura japonesa.

Más información
arquitectura x
JapanEyes
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s