MARJORIE MEAD (PEGGY) HOOKER 1925-2006

peggy hooker

Arquitecta de Estados Unidos. Es pionera en varios aspectos: una de las primeras graduadas de su universidad, primera mujer en afiliarse y presidir diversas instituciones en Nuevo México.

Marjorie Peggy Mead nace en Sedalia, Missouri, el 21 de septiembre de 1925, aunque poco tiempo después su familia se traslada y ella crece en Marfa, Texas. Ingresa a la Universidad de Oklahoma como única mujer de su clase, en 1942 y se gradúa en la Universidad de Texas, también como única en su género, con una Licenciatura en Arquitectura en el año 1950. Desde aquellos años ella será la primera mujer, la única mujer, o estará entre las primeras mujeres, en muchos logros que alcanza como profesional de la arquitectura. Al año siguiente de su graduación Peggy Mead se casa con su novio de la universidad, Van Dorn Hooker. Pasan su luna de miel en Albuquerque, ciudad donde transcurre gran parte de su vida de 59 años en común. La pareja tuvo una hija, Anne Hooker Clarke y dos hijos, Van Dorn Hooker III y John Hardy Hooker.

Después de graduarse, Marjorie Peggy Hooker obtiene su licencia para el ejercicio profesional a la edad de 25 años, siendo la tercera mujer del Estado de Texas en lograrlo. Trabaja en varias oficinas en Texas y en California durante cinco años. Entre los años 1955 y 1965 se instala en Santa Fe, Nuevo México, y trabaja como asociada a la firma McHugh y Hooker, Bradley P. Kidder y Asociados. Los proyectos en lo que participa en este tiempo incluyen: la Residencia de Brandenburgo en Taos; la Residencia James en Santa Fe; la Residencia Stewart y la Residencia Stein en Los Álamos; y Jacona Ranch en Pojoaque. Durante un breve periodo, entre 1966 y 1967, ella crea su propia oficina de arquitectura en la ciudad de Corrales. Los proyectos que cuenta durante este periodo incluyen: la Residencia Gardiner, el Apartamento para Ruth Mead y la Residencia Hooker en Corrales; además de la Residencia Gates en Arroyo Hondo.

En 1968 comienza a trabajar con Max Flatow para el Proyecto de Renovación Urbana de Albuquerque, de la firma Flatow, Moore, Bryan y Fairburn, donde es asociada, arquitecta proyectista y responsable de proyecto. Esta es una de las firmas más importantes de Nuevo México, referentes de modernismo local. Por dicho estudio integra la Comisión por el Casco Antiguo Arquitectónico de la ciudad de Albuquerque. Se desempeña en esta firma durante más de veinte años, participando con diversos roles en los proyectos: remodelaciones del Country Club y de la Caja de Ahorros de Albuquerque, el Centro Comunitario de Laguna Pueblo, los planes urbanos para Anderson Property, para Lakeland Grasslands de Arizona, para Río Rancho, para la zona norte y para la zona residencial de Albuquerque. Hooker se especializa en el trabajo hospitalario: remodelaciones del Gerald Champion Memorial de Alamogrodo, del Mimbres Memorial de Deming, ampliaciones y remodelaciones del Centro para la investigación del cáncer de la UNM, el Memorial Hospital y el Methodist Hospital ambos de Lubbock, el St. Joseph’s Hospital de Albuquerque en diversas etapas, entre otros.

Marjorie Peggy Hooker es precursora en la inclusión de la mujer a diversas instituciones de la ciudad y el estado donde trabaja. Es la primera mujer en acceder como miembro corporativo (1977) del Albuquerque Chapter American Institute of Architects y en ser presidente electa (1984) de ese instituto; también es la primera mujer en servir a la Junta Examinadora de Arquitectos de Nuevo México como secretaria y tesorera (1987). Además integra la Junta Directiva de New Mexico Society of Architects y el Círculo de amigos de la Escuela de Arquitectura y Planeamiento de la Universidad de Nuevo México. Es miembro de la Sinfónica de Santa Fe y presidente de la Asociación de Arte de la ciudad de Corrales.

Peggy Hooker abre camino a otras mujeres para entrar en ámbitos de la profesión, demostrando con su diversa y prolífica carrera, que una mujer puede hacer el mismo trabajo, asumir  responsabilidades equivalente y disfrutar, al mismo tiempo, del placer de intentar lo de cualquier arquitecto: hacer del mundo un mejor lugar en el que trabajar y vivir. En un artículo titulado “las mujeres encuentran un buen ámbito para la arquitectura en Albuquerque”, que se publica en un periódico local en mayo de 1977, Peggy Hooker es citada diciendo: “los arquitectos hombres no suponen ningún tipo de amenaza aquí, en cuanto a privar a las mujeres de sus puestos de trabajo”.

Antes y después de su fallecimiento, el 19 de noviembre de 2006, Hooker obtiene diversos reconocimientos. En 1984 es nombrada un Miembro Honorario de ceremonias en la Universidad de Cornell por la Association of University Architects. En 1990 recibe el Premio del Gobernador a Mujeres Destacadas de Nuevo México. En 2003 se le concede la Medalla de Arquitectos de Nuevo México por el American Institute of Architects. En 2007 la Escuela de Arquitectura y Planeamiento de la Universidad de Nuevo México crea un cargo de profesor visitante en memoria de Marjorie Mead Hooker.

IAWA PREMIO 2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s